Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano.

Martin Luther King (1929-1968) Religioso estadounidense

lunes, 26 de octubre de 2009

MAYO DEL 68

video El otro día escuché una alusión a la revolución de Paris del 68 o Mayo del 68 y pensé: Tú naciste en ese mes y año, y ya han pasado 41!

Lo cierto es que no somos muy conscientes ( o al menos yo), de lo que significó aquella revuelta, pero lo cierto es que los hechos se repiten con diferentes protagonistas y algunos muy cercanos a nosotros; la diferencia está en que ahora no protestamos, parece que toda la sociedad esté dormida y si se apunta algún intento de hacer algo "todos" pensamos: "que hagan algo los otros porque yo ya tengo faena a vivir....

Este vídeo con canción de Ismael Serrano (papá, cuéntame otra vez) recuerda muy bien lo que pasó entonces, relacionándolo con lo que pasa ahora.


Papá cuéntame otra vez ese cuento tan bonito de gendarmes y fascistas y estudiantes con flequillo; y dulce guerrilla urbana en pantalones de campana y canciones de los Rolling y niñas en minifalda.


Papá cuéntame otra vez todo lo que os divertisteis estropeando la vejez a oxidados dictadores; y cómo cantaste Al Vent y ocupasteis la Sorbona en aquel mayo francés en los días de vino y rosas.

Papá cuéntame otra vez esa historia tan bonita de aquel guerrillero loco que mataron en Bolivia, y cuyo fusil ya nadie se atrevió a tomar de nuevo, y como desde aquel día todo parece más feo.

Papá cuéntame otra vez que tras tanta barricada y tras tanto puño en alto y tanta sangre derramada, al final de la partida no pudisteis hacer nada, y bajo los adoquines no había arena de playa.

Fue muy dura la derrota: todo lo que se soñaba se pudrió en los rincones, se cubrió de telarañas, y ya nadie canta Al Vent, ya no hay locos ya no hay parias, pero tiene que llover aún sigue sucia la plaza.

Queda lejos aquel mayo, queda lejos Saint Denis, qué lejos queda Jean Paul Sartre, muy lejos aquel París, sin embargo a veces pienso que al final todo dio igual: las ostias siguen cayendo sobre quien habla de más.

Y siguen los mismos muertos podridos de crueldad. Ahora mueren en Bosnia los que morían en Vietnam. Ahora mueren en Bosnia los que morían en Vietnam. Ahora mueren en Bosnia los que morían en Vietnam.