Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano.

Martin Luther King (1929-1968) Religioso estadounidense

miércoles, 10 de junio de 2009

EL BASTÓN





Prefiero el bastón de la experiencia que el carro rápido de la fortuna. El
filósofo viaja a pie (Pitágoras de Samos).

Pitágoras tenía razón: Vale más la experiencia de ir paso a paso para conseguir los resultados a los que uno aspira, que correr como un desesperado. Si para ello es necesario apoyarse en un bastón ( físico o metafórico) para marcar cada paso que se da, con firmeza y decisión.....bienvenido sea.

Yo tengo la suerte de tener los dos tipos de bastones: el metafórico lo encuentro cada día en mi familia (padres,marido,hija,hermana...) y el físico lo tengo guardado en un armario. Parece mentira lo que me está costando sacar este trozo de plástico del cajón; lo hice una vez, y me dio tanto apuro que lo volví a guardar cuando llegué a casa. Quizás tengo demasiados prejuicios, como: qué pensará la gente al ver a una chica joven, a quien parece que no le pasa nada y se apoya con bastón por la calle?...y eso que hay una cosa que tengo muy clara (al menos en teoría): vivo mi enfermedad como me da la gana y como quiero.

Todo esto está muy bien y queda muy bien plasmado en un papel pero en la vida real es todo muy diferente (aunque la gente pregunte, siempre está la compasión hacia aquél que adolece de algo) y muy hipócrita. Por eso he llegado a la conclusión, que os recomiendo pongáis en práctica, que es mejor apoyarse en un bastón que tambalearse por la vida.