Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano.

Martin Luther King (1929-1968) Religioso estadounidense

lunes, 28 de diciembre de 2009

FEDERICO, DÓNDE ESTÁS....?

El otro día, mirando un telediario,me llamó la atención la noticia de la decisión de parar las excavaciones que se están realizando para encontrar los restos mortales de F.García Lorca. Como yo no sé nada de este tema, me he dedicado a investigar un poco sobre ello, y aquí os dejo algo de lo que he encontrado, por si os interesa:

Granada (España), 18 dic (EFE).- Los expertos que buscaban los restos del poeta Federico García Lorca, asesinado al comienzo de la Guerra Civil española, en un paraje de la provincia de Granada, en el sur de España, no han hallado ningún resto humano en las seis fosas excavadas. Fuentes del Gobierno regional de Andalucía anunciaron hoy la culminación de los trabajos sin que se encontraran restos y con evidencias científicas de que "nunca hubo enterramientos en esa zona". Las evidencias científicas se sustentan en la distancia, de unos 40 centímetros, que hay entre la superficie de la zona explorada y la roca hallada en su momento durante las labores de excavación, que hace imposible la existencia en ese lugar de fosas porque "lo normal" es que éstas tengan un metro y medio de profundidad. A eso se une el hecho de que no se ha hallado "ni un sólo hueso ni una esquirla", como tampoco casquillos de bala o restos de ropa, dijo la consejera andaluza de Justicia, Begoña Álvarez, al presentar en rueda de prensa un avance del informe final de las excavaciones. Un grupo de arqueólogos desarrolló las excavaciones durante más de mes y medio en una zona en la que se creía que podía estar sepultado el poeta junto con otras personas asesinadas al comienzo de la guerra civil (1936-1939). La investigación ha obviado que el lugar donde se ha trabajado podría haber sido removido en dos ocasiones.

Razón.es ¿Se ha buscado bien a Federico García Lorca? Los resultados presentados el pasado viernes demuestran que han sido bastantes los fallos y que hay abundante información que no ha sido tomada en cuenta por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Granada, ni por la Consejería de Justicia de la Junta de Andalucía. Son muchos y abundantes los fallos cometidos por no tener en cuenta la ingente documentación histórica, dada a conocer hace años por algún miembro de la citada asociación. La búsqueda desde cero que reclamaba la presidenta de la entidad, Maribel Brenes, no parece el mejor consejo.
En los primeros días de octubre de 1980, se supo que la tierra que rodea al olivo donde se creía que estaba Lorca fue removida en dos ocasiones, en un radio de dos metros. La información la firmaba Eduardo Castro, hoy miembro de la asociación, apuntando que la Diputación de Granada, propietaria de los terrenos había tratado de silenciar el tema. Se desconoce qué se excavó y si apareció algo. Pero el terreno fue convertido en parque, en memoria de Lorca y de todas las víctimas de la guerra.
Durante las obras del parque, aparecieron restos humanos junto al olivo que fueron trasladados ilegalmente a otra zona del recinto. Esta información fue facilitada el pasado año a «Ideal» por Antonio Ernesto Molina, en aquella época, vicepresidente segundo de la Diputación de Granada. Molina, declinó hacer ningún tipo de comentario a este diario limitándose a decir «que ahora trabajen los sabios. Éste es un tema que me guardo para mí».
Sin embargo, desde la Diputación aseguraron a LA RAZÓN que los restos fueron vueltos a enterrar en otra zona del parque debidamente señalada, documentos que hoy guarda la institución. La Asociación de la Memoria Histórica no ha tenido en cuenta esto, y ni siquiera ha consultado la llamada Comisión de Encuesta creada para buscar la tumba de Lorca en 1980. Esa comisión entrevistó a varios expertos y testigos presenciales de los hechos. En los primeros momentos de la exhumación, un portavoz de la consejería de Justicia aseguró que «eso no era importante y sí las víctimas republicanas».
Tampoco la comisión ni la consejería han tenido en cuenta la opinión de los expertos, dando cobijo a los suyos propios como Maribel Brenes y Rafael Gil Bracero, quienes coincidiendo con la exhumación publicaban el libro «Jaque a la República». Tampoco los expertos han consultado con Ian Gibson, el principal investigador del asesinato del poeta. No interesaba porque ya el trabajo estaba hecho.
Con el propósito de honrar a las tres víctimas que descansan junto al poeta, el periodista granadino Francisco Vigueras ha publicado Los paseados con Lorca:

La noche del 17 de agosto de 1936, cuatro hombres esperaron la muerte en la finca Las Colonias, una antigua residencia para huérfanos donde eran conducidos quienes iban a ser fusilados en Víznar. Sin que ninguno pudiera preverlo sus nombres iban a quedar para siempre unidos en una triste historia. Horas después, los hombres al mando del capitán Nestares dispararon odio y plomo en sus cuerpos hasta acabar con sus vidas en la cuneta de una carretera entre Víznar y Alfacar. Sus cadáveres fueron enterrados a pocos metros, junto a un olivo. La casualidad quiso que un maestro cojo de la localidad granadina de Pulianas y dos banderilleros anarquistas compartieran sus últimos momentos con el poeta Federico García Lorca, y que fueran enterrados en la misma fosa.

Radio Universidad de Chile RESTOS DE GARCÍA LORCA Los familiares, que asistieron a la presentación del libro "Los paseados con Lorca" del escritor y periodista granadino Francisco Vigueras, se manifiestan a favor de recuperar los restos de sus antepasados para darles un entierro digno. Por Diario Electrónico Publicado el 05 May 2007 Los nietos de los republicanos fusilados con Federico García Lorca han criticado la postura de la familia del poeta por su falta de disposición a llegar a un acuerdo sobre la exhumación de la fosa común donde se cree que fueron enterrados sus cuerpos. Los familiares, que asistieron a la presentación del libro "Los paseados con Lorca" del escritor y periodista granadino Francisco Vigueras, se manifiestan a favor de recuperar los restos de sus antepasados para darles un entierro digno.
El autor narra la biografía de los tres republicanos fusilados con Lorca, el maestro Dióscoro Galindo y los banderilleros y anarquistas Francisco Galadí y Joaquín A. Cabezas. Vigueras pretende "recuperar para la memoria colectiva a personajes silenciados por cuarenta años de dictadura y olvidados por la transición democrática".

Según explicó, dedica un capítulo a la polémica existente en torno a identificar los restos de la fosa común, a lo que la familia de Lorca se niega y que los descendientes de Galindo y Galadí reivindican. Se trata de un conflicto que enfrenta dos derechos, el de intimidad, al que apela la familia del poeta, y el de identidad, que exigen los nietos de los fusilados. El periodista desveló que los abogados de la ARMH "están estudiando la posibilidad de abrir la vía jurídica, para que sean los tribunales los que decidan, ante una negativa rotunda de la familia Lorca a abrir la fosa". Francisco Galadí y Nieves Galindo, los nietos de los fusilados, lamentaron que las conversaciones con la familia Lorca apenas hayan avanzado, y expresaron su deseo de no tener que llegar a los tribunales "porque entonces sí que se montaría un circo, a nivel mundial, que ellos tanto temen", dijo Galadí.
A este respecto, Francisco Vigueras lamentó que en Granada "todo tenga que ser objeto de enfrentamiento" mientras en otras provincias de España se están llevando a cabo exhumaciones de fosas comunes de la Guerra Civil con normalidad.

Esta noticia aparecía en 2007 y ahora, en 2009, ya se ha excavado la fosa y “ahí no hay nada de nada”. Yo continuo preguntándome: FEDERICO, DÓNDE ESTÁS………?



2 comentarios:

  1. !Qué manía con que Lorca está muerto, y enterrado! Está vivo, en sus libros, en sus versos, en sus dramas, en su postura de niño bien sorprendido por una barbarie insospechada. Nadie puede matar a un eterno, ni Franco y sus compinches ni mil excavadoras, porque si al final le encuantran, lo que encuentren no son más que huesos. Lorca no será, ni estará en una fosa. Lorca es. Como tantos otros, mártires de la República, de la verdad, de la legalidad, eternos por siempre mientras les recordemos. Lo demás son huesos
    Ea! qué a gusto me he quedado.
    ¡Salud y República!

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo en que Lorca es eterno y no está muerto, pero por culpa de los desgraciados de siempre nos hemos quedado con las ganas de disfrutar de más obras suyas que se han quedado en el tintero, porque los huesos no escriben.

    Un abrazo y feliz año!!

    ResponderEliminar